viernes, 28 de agosto de 2020

Casi la mitad de los padres rusos, el 47 %, se opone al uso de mascarillas en los colegios, obligatorio en el curso escolar que comienza en Rusia el 1 de septiembre, según una encuesta del portal informativo superjob.ru.
El uso de mascarillas en el interior de las escuelas es una de las medidas higiénico-sanitarias adoptadas por el Ministerio de Educación de Rusia a fin de disminuir los riegos de contagio del nuevo coronavirus en el retorno a las aulas, que será presencial en todo el país.
El principal argumento de los que se oponen al empleo de este medio de protección individual en los colegios es que 'dificulta la respiración' y que “los niños no pueden estar varias horas con la mascarilla puesta”.

CREDITOS A DIARIO LIBRE