sábado, 25 de julio de 2020

La tormenta tropical Hanna ganó fuerza hasta convertirse casi en un huracán mientras avanzaba hacia la costa de Texas, donde se espera que provoque fuertes lluvias, marejadas y posibles tornados. Otra tormenta tropical, Gonzalo, se aproximaba al Caribe.
Hanna se ubicaba a unos 180 kilómetros (115 millas) al este-sureste de Corpus Christi, Texas, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) el sábado en la mañana. Sus vientos máximos sostenidos aumentaron a 110 km/h (70 mph) y se movía en dirección oeste a 15 km/h (9 mph).
Las autoridades decretaron un aviso por aviso de marejadas de hasta 1,5 metros (5 pies) entre Bahía Baffin y la localidad de Sargent, y se pidió a la población que se proteja y proteja sus propiedades.