lunes, 13 de julio de 2020

El doctor Héctor Ávila, quien tiene mas de 15 años al frente de La Junta Municipal Electoral, debió ir al Ministerio Público para entablar una querella contra un grupo que mediante sus contactos de whatsapp, lo ha amenazado sin que se sepa el motivo.

En el actual proceso electoral surgieron muchas quejas emanadas de casi todos los grupos participantes, pero no se tiene una idea de dónde proceden esas amenazas, o por lo menos el propio presidente de la Junta Electoral no lo quiere divulgar.

Se prevé que en su querella el propio doctor Ávila le habría dado una pista al Ministerio Público en el sentido de por dónde sería importante iniciar el proceso de investigación para proceder a apresar a todo el que esta participando en las presiones y amenazas de muerte, tanto al propio presidente Ávila, como a uno de sus hijos.
En el sonido de la conversación se escucha a un grupo hablando muy seriamente y planificando las acciones que conducirían a la afectación de dicho funcionario electoral.
“Dicen que podrían aprovechar para explotarle el vehículo al funcionario, además indican que también podrían secuestrar uno de sus hijos y luego irse en una yola para Puerto Rico para que nadie sepa quién habría hecho la acción”.
En todo lo que se dejó saber en dicha llamada no se pudo establecer de qué partido procedería el descontento luego de los conteos de los votos y las demandas de revisión de las actas que asignaron diputados a cada uno de los partidos participantes.
La dirigente peledeísta María Guerrero exigió el reconteo. También personas del PRM alegaron obtuvieron votos que les servirían para la obtención de una diputación, pero el voto preferencial les afectó.

CREDITOS  A HOY DIGITAL