viernes, 24 de julio de 2020

Ante el impacto del COVID-19 en los diferentes sectores productivos, la República Dominicana se piden diseñar medidas para preservar la operación de las pequeñas y medianas empresas (Pymes), que constituyen el 97% del tejido empresarial del país, y mantener los empleos de sus trabajadores.
A esa conclusión arribaron los tres ejecutivos de los sectores turismo, salud y construcción que participaron en el panel virtual “Pymes: Tránsito exitoso hacia la nueva normalidad”, organizado por la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR).
Andrés Marranzini, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES), indicó que el sector turístico necesita medidas económicas que garanticen su sostenibilidad a mediano y largo plazo, de manera que puedan continuar apoyando el desarrollo económico del país.