miércoles, 1 de julio de 2020

La exvicepresidenta de la República, Milagros Ortiz Bosch, dijo ayer que de ganar las elecciones el Partido Revolucionario Moderno (PRM) se propone controlar el dispendio para elevar la calidad del gasto social sobre la base de derechos y no de políticas asistencialistas con fines clientelistas.
La dirigente del PRM trató el tema en respuesta a la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández, quien advirtió que en el país se produciría un gran descalabro económico y se perderían los avances en los programas sociales y desarrollo si el PRM alcanza el poder en las elecciones del 5 de este mes.


Ortiz Bosch dijo en un comunicado que en materia de políticas sociales lo única que retrocederá en un gobierno encabezado por Luis Abinader serán la corrupción y la impunidad.
Afirmó que debido a que ambas limitan la inversión social en los sectores más vulnerables de la población el nuevo gobierno cumplirá su propuesta de duplicar la inversión social.
Aseguró que el compromiso de Abinader, además de duplicar el monto asignado a través de la Tarjeta Solidaridad y otros beneficios sociales, es garantizar que cada dominicano que necesita la protección del Estado reciba ese apoyo del Gobierno sin tener que mostrar el carnet de un partido político.
“Y se lo dice una persona que tuvo la responsabilidad proponer e iniciar las transferencias condicionadas para asegurar la asistencia de los niños a las escuelas”, manifestó Ortiz Bosch.
Agregó que también solicitó al Banco Mundial la creación del Sistema Único de Beneficiarios (Siuben), que propuso el capítulo de las Estancias Infantiles en la Ley de Seguridad Social.
Dijo que también hizo posible la ley 24-97 de Protección a la Mujer, creó el sistema informal de Casas Comunitarias en el nivel inicial de la educación dominicana para introducir la educación temprana para los niños y la que contribuyó a que el senador Eduardo Estrella logrará la aprobación de Protección a los Adultos Mayores.

Sostuvo la dirigente perremeísta que en un gobierno del PRM harán los esfuerzos necesarios para institucionalizar el país, haciendo posible que el Congreso no sea una marioneta del Poder Ejecutivo.

CREDITOS A HOY DIGITAL