viernes, 3 de julio de 2020

El fabricante automovilístico alemán Mercedes-Benz, que pertenece a Daimler, estudia la venta de su fabrica de ensamblaje de Hambach, en Francia, por la debilidad del mercado debido a la pandemia.
Mercedes-Benz informó este viernes de que la depreciación de los activos fijos creará un extraordinario negativo de unos 500 millones de euros en el resultado del segundo trimestre del año.
La empresa no espera que esto vaya a afectar al flujo de caja libre del negocio industrial de la compañía, pero podrían aparecer cargas adicionales a lo largo de las negociaciones.
La fábrica de Hambach, que emplea a 1,600 personas fue abierta a finales de 1997 y desde 2019 produce el Smart EQ biplaza y el Smart EQ biplaza cabrio, la cuarta generación del modelo Smart eléctrico.
Daimler y Geely crearon el año pasado una sociedad de riesgo compartido para producir el Smart eléctrico, que comenzará a comercializarse globalmente en 2022 y a producirse en una nueva fábrica de automóviles eléctricos, diseñada específicamente para este fin en China.

CREDITOS A DIARIO LIBRE