lunes, 13 de julio de 2020

La pandemia de coronavirus podría empujar a entre 80 y 130 millones de personas al hambre en todo el mundo a final de este año, según un informe presentado este lunes por cinco agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el que se advierte además que la desnutrición es un problema creciente.
El informe, titulado "El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo", alerta de que la crisis sanitaria "está intensificando la vulnerabilidad y la desigualdad de los sistemas alimentarios mundiales", desde la producción, a la distribución y el consumo.
Así, estima que a finales de 2020 entre 83 y 132 millones de personas "podrían pasar hambre" por la recesión económica derivada de la pandemia, si bien se subraya que "aun es pronto para valorar el impacto real" de las restricciones y bloqueos comerciales.

CREDITOS A DIARIO LIBRE