viernes, 17 de julio de 2020

Saulo Mota Telemín
Santo Domingo, RD
 La pandemia del coronavi­rus, que según el último re­porte del Ministerio de Sa­lud Pública ha cobrado la vida de 941 personas, con­tinúa obligando a las uni­versidades dominicanas a mantener la educación de manera virtual.
Bajo esa modalidad están universidades como el Ins­tituto Tecnológico de San­to Domingo (INTEC), que inicia su próximo trimes­tre de clases a principios de agosto, y la Iberoamericana (Unibe), donde actualmen­te se está impartiendo el úl­timo cuatrimestre, al igual que la universidad Acción Pro Educación y Cultura (APEC) y la Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), una de las primeras en implementar este sistema.
En estos centros de edu­cación superior las clases virtuales son impartidas a través de una serie de apli­caciones de videoconferen­cias como Zoom, Google Meet, Jitsi Meet y Black­board, además de hacer uso de sus propias plataformas virtuales.
Por igual, la docencia de manera remota no es dife­rente, en teoría por lo me­nos, a la forma presencial, consistentes en cátedras de los profesores, con los alumnos conectados y aten­tos al contenido.
Sin embargo, tanto maestros como estudiantes concuerdan en que de ma­nera presencial se le saca más provecho a las leccio­nes.
Similarmente, el proceso de reinscripción y de admi­siones de nuevos estudian­tes  se puede realizar me­diante los portales de las universidades.
Caso UASD
A pesar de que durante la pandemia la Universidad Autónoma de Santo Do­mingo (UASD) aplicó la modalidad virtual para fi­nalizar su primer semestre, sus autoridades ordenaron la reapertura en las instala­ciones de la institución des­de el pasado lunes 13 hasta el 13 de agosto.
Esta deci­sión se tomó pensando en quienes no tenían acceso a las herramientas para par­ticipar en sus clases de ma­nera remota, por lo que se habilitó un breve retorno a la presencial para que estos estudiantes no pierdan su semestre. De igual forma, para la finalización de los talleres, laboratorios y prác­ticas de campo de la univer­sidad que por su naturaleza necesitan asistencia física.
EDUCACIÓN
Profesores.
Según la UASD, alrede­dor del 75% de los pro­fesores mantiene con­tacto de seguimiento a la docencia virtual, lo que significaría que ca­si un cuarto de maestros no ha podido dar sus clases.
Protocolo.
La UASD desarrolló un Plan de Contingencia y Reprogramación Aca­démica, con el distan­ciamiento social, uso de mascarilla y lavado de manos.