lunes, 20 de julio de 2020

Los dirigentes europeos redoblaron este domingo sus esfuerzos para levantar las reservas de los países llamados “frugales”, así como de Hungría y Polonia, sobre su plan para superar los estragos del coronavirus, en una tercera jornada de discusiones sin solución a la vista.
“Hay mucha voluntad (...) pero es posible que no se obtenga ningún resultado hoy” ayer advirtió la canciller alemana, Angela Merkel, a su llegada a la sede del Consejo Europeo en Bruselas, donde calificó la jornada de “decisiva”.
El presidente francés, Emmanuel Macron, un poco más optimista, consideró “todavía posible” llegar a un acuerdo, pero aseguró que no se hará “a costa de la ambición europea”. “Nuestros países lo necesitan y la unidad de Europa lo necesita”, señaló.

CREDITOS A DIARIO LIBRE