viernes, 31 de julio de 2020

La economía de la eurozona, que engloba a las 19 naciones que tienen el euro como moneda única, se contrajo un devastador 12,1% en el segundo trimestre del año con respecto al período anterior, cuando las cuarentenas para frenar la propagación del coronavirus congelaron la actividad empresarial y el consumo.
Fue la peor caída de su historia.
España, sufrió uno de los brotes más tumbas del virus, devastó su industria turística, fue el país más castigado con una caída del 18,5%. Italia y Portugal también registraron malos datos, y ninguna nación de la zona euro escapó al impacto de la pandemia.