jueves, 16 de julio de 2020

Ante un aumento descontrolado de casos de COVID-19 en Panamá, las autoridades sanitarias han salido a la calle en busca de contagiados asintomáticos en un intento de frenar la dramática situación que vive el país en las últimas semanas.
Equipados con trajes de bioseguridad desechables y mascarillas, personal del Ministerio de Salud (Minsa) acude desde hace meses 'casa por casa' realizando pruebas de hisopados con el fin de encontrar nuevos casos, que hasta la fecha ya suman 49.243.
'Nuestro objetivo es aislar el virus y que no se mueva por el corregimiento (barrio). Así minimizamos la cantidad de personas que están contaminando la calle', dijo a Efe Luis Ramos, director médico del Policentro de Salud de Juan Díaz, una de las áreas capitalinas donde este jueves se realizaban pruebas.

CREDITOS A DIARIO LIBRE