sábado, 25 de julio de 2020

Amado Alejandro Báez, director del Comité de Emergencia y Gestión Sanitaria para el Combate del COVID-19, consideró este viernes que los empleadores tienen la obligación de ajustar sus horarios de labores para que sus trabajadores no queden atrapados durante el toque de queda.
Báez hizo la observación a través de su cuenta de Twitter al comentar una información sobre que a los empleados no les da el tiempo de llegar a sus hogares antes de que inicie la medida presidencial.
“Los empleadores tienen la obligación de ajustar sus horarios y apoyar movilización”, escribió en la red social, donde garantizó que se seguirá supervisando el cumplimiento de medidas y protocolos ante el coronavirus.

El presidente Danilo Medina volvió a decretar el toque de queda debido al aumento de casos de COVID-19 tras la reapertura de la economía, actividades turísticas y políticas, estas últimas concluyendo con las elecciones presidenciales y congresuales del 5 de julio.
La medida se inició el pasado martes 21 y, desde ese primer día, se presentaron inconvenientes, decenas de personas quedaron atrapados en el tránsito cuando comenzó el toque de queda a las 7:00 de la noche en el Distrito Nacional.
Este nuevo de toque de queda se implementa por 20 días, hasta el 9 de agosto, y el horario depende del nivel de contagio y la tasa de positividad de las provincias.