martes, 23 de junio de 2020

Puerto Rico quedó este lunes envuelto en polvo del Sahara, un evento que no sucedía con tal intensidad desde hace 50 años y que ha llevado a las autoridades a catalogar el aire de 'muy insano' ya que las concentraciones de arena son 'altas'.
A ello se une que las temperaturas alcanzarán entre los entre 37,7 y los 41 grados celsius.
La capa de polvo es tan densa que ha afectado la visibilidad en muchas partes de la isla y en algunas zonas la densidad es tal que el sol se ve difuso, mientras en la capital es palpable la nube causada por el polvo.