miércoles, 24 de junio de 2020

El realizarse la prueba de reacción en cadena de polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) en la República Dominicana, con el objetivo de detectar un posible contagio de COVID-19, se convierte en una odisea que abarca desde el momento en que intentas solicitar la toma de la muestra hasta la entrega de los resultados.
La angustia de no saber si era positiva y el miedo de contagiarse en el proceso de la prueba si no lo estaba, fueron solo algunos de los temores que vivió Ángela (nombre ficticio) al esperar cinco días por unos resultados de PCR del Laboratorio Nacional Dr. Defilló.
“Me tomaron la muestra el miércoles 17 de junio en el Hospital Santo Socorro, dentro de un operativo que realizó el Ministerio de Salud Pública, me indicaron la PCR directamente debido a mis síntomas: dolor de cabeza, garganta y malestar general”, cuenta Ángela.