sábado, 27 de junio de 2020

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo este viernes que ha ofrecido ayuda a los estados de EE.UU. que se han convertido en focos de la COVID-19, entre ellos Texas, y consideró su situación un 'resultado' directo de las directrices de la Casa Blanca, que apostó por 'reabrir rápido y volver a la normalidad'.
En una conferencia telefónica, Cuomo dijo que su Administración ha ofrecido respiradores, equipamiento, personal sanitario, efectivos de la Guardia Nacional y conocimientos a esos nuevos focos de la pandemia y recordó que cuando Nueva York era epicentro de la crisis, ellos acudieron en su ayuda con hasta 60.000 sanitarios voluntarios.
La mayoría de las regiones de Nueva York entraron hoy en la cuarta fase de la reapertura económica y los indicadores de coronavirus continúan a raya en el estado: la proporción de casos positivos sobre testados se sitúa en el 1,3 %, ha habido 14 fallecidos en las últimas 24 horas y los ingresos hospitalarios han bajado a 951.