miércoles, 10 de junio de 2020

Una estatua de Cristóbal Colón fue derribada y arrojada al agua en un parque en Virginia el martes por la noche y otra, del mismo navegante italiano, en Boston, fue decapitada y pintada de rojo.
A la de Boston los manifestantes le colocaron el mensaje escrito “Black Lives Matter”, el lema de las protestas que se originó en el 2013 y que ha vuelto retornar en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd a manos de agentes policiales.
Alrededor de 1,000 manifestantes se reunieron en Byrd Park en Richmond, capital del estado de Virginia, donde usaron cuerdas para derribar la estatua del explorador italiano, según el digital Richmond Times-Dispatch."Tenemos que comenzar donde comenzó todo", dijo la activista Chelsea Higgs-Wise a la multitud, según el periódico. "Tenemos que comenzar con las personas que se pararon primero en esta tierra".
Los manifestantes rodearon el monumento, que estaba adornado con graffiti. Uno tenía un cartel que decía: "Colón representa el genocidio".
Después de entonar "Derribarlo", los manifestantes usaron la cuerda para desalojar la estatua de 8 pies.
Luego, el grupo arrastró la estatua unos 200 pies y la arrojó al lago Byrd Park.