viernes, 19 de junio de 2020

Las energías renovables -que generan en el país cinco empleos de calidad por cada millón invertido- son claves para acompañar el despegue de la economía, reduciendo la huella de carbono cuando se haya disipado la pandemia de COVID-19.
Así lo consideró el presidente de la Asociación para el Fomento de la Energía Renovable (Asofer), Carlos Grullón Mejía, durante un webinar internacional de EnergYear, bajo el tema “Reformas estructurales necesarias del sector renovable dominicano post COVID-19”.
En el evento, con la participación personalidades del sector eléctrico, Grullón Mejía sugirió combinar las hidroeléctricas con producción de energía solar, usando las mismas infraestructuras de las presas o las tierras aledañas.

CREDITOS A DIARIO LIBRE