lunes, 15 de junio de 2020

La directora gerente del FMI instó el lunes a los países a continuar inyectando dinero en sus economías para combatir la crisis causada por el COVID-19 y no retornar prematuramente a la austeridad.
"Mi mensaje es: gastar, gastar, gastar. Por favor gasten tanto como sea posible", dijo Kristalina Georgieva, durante un foro virtual organizado por los centros de reflexión europeos GLOBSEC, Bruegel y el Instituto Montaigne (IM).
"Pero conserven los recibos. Y tengan en cuenta que no podemos sobrevivir sin crecimiento o esfuerzo", agregó.
Georgieva elogió a los gobiernos por las "medidas fiscales masivas" por un total de aproximadamente 10 billones de dólares, diez veces más que durante la Gran Recesión que siguió a la crisis financiera mundial de 2008.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicará su nueva previsión de crecimiento global el 24 de junio.
Georgieva ya advirtió que estas previsiones serán peores de las reveladas en abril, cuando el Fondo esperaba una contracción en el Producto Interno Bruto (PIB) del 3% este año.
El lunes, dijo que una "mayoría" de países verá revisado su pronóstico de crecimiento a la baja, mientras que un "pequeño grupo" de países verá su estimación revisada al alza.
"Estoy totalmente de acuerdo en que debemos tener mucho cuidado de no retirar el apoyo (financiero) demasiado rápido", aseguró la directora gerente.
"Recuerden que lo hicimos después de la crisis financiera mundial y eso tuvo consecuencias negativas involuntarias durante bastante tiempo", añadió.
Consideró la necesidad de apoyo aún más crucial hoy, dado que la crisis causada por la pandemia ha aumentado las desigualdades.
"Tenemos que pensar en formas de gastar mejor el dinero público", recomendó, pidiendo "usar este período (de la historia) para proteger la economía", para hacer inversiones a favor de la economía del futuro que generará el crecimiento.
El FMI, con sede en Washington, ha concedido miles de millones de dólares en financiamiento de emergencia a un ritmo vertiginoso desde que comenzó la crisis.