miércoles, 24 de junio de 2020

Las autoridades griegas están en alerta tras la detección de un primer caso de COVID - 19 en una cárcel, en concreto en la de Korydalós, el mayor centro penitenciario del país, situado en la periferia de Atenas.
El preso, un libio de 35 años que compartía una celda con otras cinco personas, presentaba síntomas desde hace cinco días, pero no fue hasta el martes por la noche cuando fue trasladado a un hospital, donde dio positivo en la prueba de coronavirus.
Según los medios locales, el reo no había tenido ningún contacto con el exterior, debido a las restricciones severas de las visitas y la cancelación de todos los permisos penitenciarios desde el pabellón de la pandemia en Grecia, a comienzos de marzo.

CREDITOS A DIARIO LIBRE