sábado, 20 de junio de 2020

Gran parte de América amplió este viernes su proceso de desescalada, el mismo día que Brasil alcanzó el millón de infectados por COVID-19, y pese a las advertencias de las autoridades sanitarias sobre la 'nueva y peligrosa fase' en la que ha entrado la pandemia.
De las 150.000 infecciones diarias -cifra récord-, 'casi la mitad' se contabilizaron en América, dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien sostuvo que 'el virus sigue expandiéndose rápido, todavía es mortal y mucha gente es susceptible de contraerlo'.
En total, los casos suman 8,36 millones, de los cuales 2,15 millones corresponden a Estados Unidos, en donde la economía despierta.