sábado, 27 de junio de 2020

El fallo de este viernes de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito es el último episodio de los múltiples frentes judiciales que mantiene abierta la Administración estadounidense por la construcción del polémico muro (una de las principales promesas de campaña de Trump en 2016) y el caso se trasladará ahora al Tribunal Supremo, que deberá emitir una decisión definitiva.

De los tres jueces que forman el panel del Noveno Circuito que llevó el caso, dos se mostraron contrarios al Gobierno y defendieron la tesis de los demandantes, la organización ecologista Sierra Club, según la cual el Ejecutivo no tiene autoridad para desviar unos fondos cuya asignación recae exclusivamente en manos del Congreso.
“Estos fondos fueron asignados a otros fines, y su transferencia es equivalente a utilizar fondos del Tesoro sin autorización de los estatutos, lo que supone una violación de la cláusula de apropiaciones”, indicaron los dos magistrados en el fallo. El tercer juez, sin embargo, emitió una opinión distinta.

CREDITOS A HOY DIGITAL