lunes, 15 de junio de 2020

Cuando inició la fase 1 de la apertura económica, el 20 de mayo, el número de casos activos del COVID-19 en la República Dominicana estaba situado en 5,889. Durante los 15 días que comprendió ese período, los casos activos solo aumentaron un 8.51%.
Sin embargo, cuando inició la fase 2, el 3 de junio, los activos subieron un 44%, al pasar de 6,300 a 9,050 personas afectadas hasta el boletín epidemiológico #87 de Salud Pública, emitido este domingo 14 de junio.
La alarma se activó y durante una reunión del Comité de Emergencias y Gestión Sanitaria con el presidente de la República, Danilo Medina, se determinó el apretamiento de las medidas preventivas para detener el contagio del COVID-19, como uso de mascarillas, distanciamiento físico, lavado de manos.
Comité de Emergencias y Gestión Sanitaria durante el anuncio de la intervención. ( )
Además, Amado Alejandro Báez, coordinador del Comité, anunció la intervención de las demarcaciones que no han podido encontrar la meseta en la curva epidemiológica, como Santo Domingo, el Distrito Nacional, San Cristóbal y La Altagracia, específicamente, en la zona turística de Bávaro-Punta Cana.
De manera particular, desde hace varias semanas, la provincia Santo Domingo, además de los activos, encabeza las casillas de defunciones (119) y acumulados (6,546). Desde la fase 2 de la desescalada, el número de casos vigentes subió un 36.5%. Supera por mucho a demarcaciones que en un momento tuvieron el botón de pánico encendido como la provincia Duarte y el Distrito Nacional.
Esta última demarcación tiene 101 muertes, 5,744 casos acumulados y sus casos activos subieron en 24.5% durante la fase 2.
Mientras que en el mismo periodo, San Cristóbal y La Altagracia han registrado incremento de 32.5% y 36.1%, respectivamente.
“La tendencia era de esperarse con el tema de la reapertura económica o la desescalada. Al igual como pasó en otros países”, manifestó Alejandro Báez, quien también anunció que se fortalecerá el sistema hospitalario. Indicó que más adelante, se darán los detalles de cómo serán los operativos en esas demarcaciones.

Reiteró que como hay pacientes asintomáticos que transmiten el virus fácilmente, las medidas tienen que acatarse de forma obligatoria.
Aunque no fueron mencionadas para ser intervenidas, Independencia ha subido un 300%, Pedernales un 245.4%, Barahona con 92.7% y Azua con 52.1% en casos activo desde el 3 de junio hasta la fecha.
Antes de abrir la economía
Previo a fase 1, los casos activos del coronavirus se mantenían creciendo de una forma constante sin alarmar. Incluso, el 17 de mayo se registró un récord como el día de más recuperados, con 2,121 personas, lo que provocó un descenso 31.74% en los casos vigentes.

CREDITOS A DIARIO LIBRE