martes, 19 de mayo de 2020

La pandemia del COVID-19 provocó una caída del 18.9 % en las transacciones del mercado eléctrico de América Central y derrumbó hasta en 45.4 % el precio del megavatio/hora, un claro reflejo del cierre de la industria y los servicios en la región que afectará los resultados anuales del sistema integrado tras un 2019 de récords.
En Centroamérica los sistemas eléctricos de Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala están conectados a través de la Red de Transmisión Regional y existe el Mercado Eléctrico Regional (MER), cuyas transacciones son administradas por el Ente Operador Regional (EOR).
Los países compran y venden energía entre sí a través de agentes autorizados en el MER, que negoció en el 2019 la cifra récord de 3,073.92 gigavatios/hora (GWh), un 13.7 % más que en 2018.