sábado, 23 de mayo de 2020

Un juez federal de Estados Unidos aprobó el viernes que prosiga la venta de las preciadas refinerías venezolanas CITGO asentadas en territorio estadounidense, y autorizó a una minera canadiense cobrarse 1,400 millones de dólares que perdió por la estatización efectuada por el fallecido presidente socialista Hugo Chávez.
El fallo asesta un golpe a la oposición de Venezuela encabezada por Juan Guaidó, que confiaba en utilizar las ganancias de la compañía con sede en Houston para financiar la recuperación del país sudamericano frente a la crisis si es que alguna vez logra deponer al presidente Nicolás Maduro.
El juez Leonard P. Stark, de la Corte Federal de Distrito, en Delaware, emitió su orden después de que la Corte Suprema de Estados Unidos le ratificara el lunes un fallo previo en el que había autorizado la liquidación de CITGO.

CREDITOS A DIARIO LIBRE