sábado, 9 de mayo de 2020

Un equipo de científicos chinos ha comprobado que la combinación de tres medicamentos antivirales es "prometedora" para el tratamiento de la COVID-19 en pacientes con la enfermedad leve o moderada.
En concreto, los investigadores han constatado que el tratamiento temprano con una triple terapia de interferón beta-1b, lopinavir-ritonavir y ribavirin es segura y acorta la duración de la excreción viral en comparación con el fármaco lopinavir-ritonavir solo: un promedio de siete días frente a doce días.
Se trata de los resultados de un ensayo clínico aleatorio en fase II y los propios autores del trabajo afirman que se necesitan estudios en fase III más amplios y con pacientes en una situación crítica para confirmar así si esta triple terapia de antivirales puede proporcionar un beneficio clínicamente significativo.