viernes, 22 de mayo de 2020

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) acusó a las empresas distribuidoras de electricidad (EDE) de aplican doble facturación y un aumento arbitrario de la tarifa a sus consumidores, a pesar de la reducción de los precios de los combustibles y el estado de emergencia.
En un documento suscrito por Antonio Almonte, director del Gabinete de Energía y Minas del PRM, denunció que las distribuidoras han aplicado doble facturación a una gran proporción de sus clientes, principalmente EDEEste y EDESur.
“La doble facturación consiste las distribuidoras han dejado de hacer la lectura de los medidores en los locales y residencias, por lo menos durante febrero, marzo y abril, y a la hora de preparar la factura han procedido a promediar el consumo de los tres meses anteriores a la pandemia (diciembre 2019, enero y febrero) y remitir ese promedio como la factura mensual a pagar”, explicó.