viernes, 22 de mayo de 2020

El alcalde de Paraiso, en Barahona, incluyó en su plan de gobierno municipal ejecutar en sus primeros 100 días de gestión la rehabilitación del tanque del acueducto, ubicado en la comunidad rural El Platón y el cual tiene 22 años sin suministrar agua potable a la población.
El alcalde Francisco Acosta (Panchin) dijo que el embalse fue construido por el gobierno de Joaquín Balaguer en los años 90 para tratar el agua antes de ser distribuida a la comunidad, pero que al sufrir destrozos con el huracán George, en 1998, por la crecida del río Nizaito, la escasez de agua afecta al municipio.
Garantizó que a mediado de junio este pozo podría suministrar agua potable a cada hogar de Paraíso conforme avance de los trabajos.
Subrayó que la infraestructura fue abandonada por los gobiernos de los últimos 20 años, por lo que tomó la iniciativa de convertirla en un tanque que garantice el abastecimiento del líquido con su debido tratamiento.