martes, 24 de marzo de 2020

Con el propósito de contribuir a frenar el avance de la enfermedad del coronavirus COVID-19, Grupo Ramos informó que ha tomado medidas para limitar la cantidad de personas al mismo tiempo dentro de los establecimientos que opera.
A la vez, hace un llamado a sus clientes a mantener al menos un metro de distancia de los demás, a no exponerse si están enfermos y no visitar las tiendas con niños, adultos mayores y otros grupos vulnerables. También les exhorta a hacer sus compras de manera consciente, adquiriendo solo lo que realmente necesitan.
A través de un comunicado, la empresa informó que todas sus tiendas Sirena, Sirena Market, Super Pola y Aprezio se mantienen ofreciendo servicio al público durante la situación de emergencia, a fin de garantizar el suministro de alimentos y otros productos básicos a la población dominicana, y aseguró que, junto a sus suplidores internacionales y locales, procura mantener un abastecimiento adecuado y fluido de estos productos.