sábado, 8 de febrero de 2020

Los Gobiernos de Rusia y Venezuela ampliarán su cooperación técnico militar para “incrementar la capacidad de defensa” del país suramericano frente a posibles “amenazas” armadas, anunció ayer, viernes, el canciller ruso, Serguéi Lavrov.
“Es importante desarrollar nuestra capacidad de cooperación técnico militar para incrementar la capacidad de defensa de nuestros amigos frente a estas amenazas desde fuera”, dijo Lavrov a periodistas después de reunirse con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en el palacio presidencial de Miraflores, donde se alcanzó el acuerdo. Rusia es uno de los mayores aliados políticos y comerciales del Gobierno de Nicolás Maduro, en el poder desde 2013.
Los lazos entre estos países se estrecharon durante el Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, y se mantienen en la Administración de Maduro, un exchofer de autobús de 59 años que ganó su segundo mandato en unas polémicas elecciones en 2018, que no reconocen la oposición y buena parte de la comunidad internacional.
Se estima que en los últimos 18 años, Rusia y Venezuela han firmado cerca de 300 acuerdos de cooperación. En octubre pasado una batería de acuerdos de cooperación militar en Caracas. El país suramericano acudió a Rusia hace más de una década cuando, por diferencias ideológicas, Estados Unidos dejó de proveerle armamento avanzado, como tanques y aviones de guerra. Venezuela cuenta con al menos 20 unidades operativas del cazabombardero ruso Sukhoi Su-30, cuyas características se consideran similares a las del F-15E Strike Eagle estadounidense.