viernes, 14 de febrero de 2020

Las estadísticas lo confirman: cada día más adolescentes de ambos sexo se inician en la vida sexual, sin saber el riesgo de salud y embarazo no deseado al que se exponen.
Algo que llama la atención, en el caso de República Dominicana, es la vergüenza que sienten al hablar del tema con personas fuera de su entorno y con sus padres.
Esto quedó demostrado en la feria de salud sexual y reproductiva en la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), a propósito de conmemorarse el Día Internacional del Condón, cuando varios jóvenes aceptaron opinar sobre el condón, bajo la promesa de que sus nombres no fueran revelados ni tampoco sus rostros.
Peor aún, es el hecho de escuchar a profesionales, casados y con hijos, decir que la feria es sinónimo de “plebería” (vulgaridad, malas palabras).
“Pienso que el uso de condones es muy importante para que los jóvenes, chicas y chicos se cuiden y protejan. Para mí está muy bien y más que mañana es 14 de febrero, es un medio para que los jóvenes se protejan”, dijo una de las jóvenes, quien pidió reserva de su nombre.
Ella tenía en sus manos varios condones que pidió en los diferentes stand de la feria, pero dijo que son para regalarlos, porque ni siquiera tiene novio.