viernes, 7 de febrero de 2020

Cuando el circo de las Grandes Ligas hizo su primera parada en suelo dominicano con partidos de pretemporada entre sus clubes (19 y 20 de marzo de 1977) el público agotó con semanas de anticipación las boletas para los estadios Cibao y Quisqueya a la serie Dodgers-Mets, con precios que iban de un peso los bleachers hasta seis pesos los palcos, con el dólar a la par.
Igual corrió en 1978 (17-19 de marzo) a la Filis-Cardenales, que además de Santiago y Santo Domingo disputó un choque en San Francisco de Macorís, donde hubo que colocar camiones detrás de los jardines para acomodar más personas.
Los Expos y Metros también “reventaron” el Quisqueya en 1999 cuando llegaron con Felipe Alou, Vladimir Guerrero, Octavio Dotel y Miguel Batista como atractivos, pero al año siguiente cuando visitaron Astros y Medias Rojas con José Lima y Pedro Martínez el parque quedó con una cuarta parte vacía, ahuyentada por precios exorbitantes en el mercado negro y que dejaron una imagen fresca hasta nuestros días.