jueves, 16 de enero de 2020

Uganda — Un imán de Uganda dice que se casó con un hombre en una ceremonia musulmana sin saberlo fue suspendido de sus deberes clericales y su pareja fue acusado de cometer una falta “antinatural”. Un activista por los derechos de los gays dice que el caso y las burlas que despertó ponen de manifiesto la intolerancia reinante en el país de África oriental.
El imán asegura que no sabía que su pareja era un hombre, pero muchos ugandeses se han mofado de él en las redes sociales, calificándolo de presunto homosexual y mentiroso.
Frank Mugisha, quien dirige el grupo Minorías Sexuales Uganda, dijo el jueves que el caso demuestra “la homofobia reinante en el país”.
“El imán podría tener razón al decir que no sabía”, dijo. “Los ugandeses deberían respetar la intimidad de las personas. No son necesariamente homosexuales”.
Mugisha dijo que no estaba claro si la pareja del imán es transgénero, razón por la cual su grupo decidió no emitir un comunicado sobre el caso.
No fue posible hablar con el imán o su pareja, arrestado días después de la ceremonia por el presunto robo de un televisor en el distrito central de Kayunga, donde se celebró el casamiento hace varias semanas.
El diario local Daily Monitor informó que una policía dijo que el sospechoso, a quien cateó, era un hombre. Según el diario, un clérigo en la mezquita del imán dijo que el imán solicitó consejo porque su novia “se negó a desvestirse cuando dormían”.
La homosexualidad es un delito en Uganda, donde se ha propuesto endurecer las penas, incluso con muerte en la horca. Muchos ugandeses creen que la homosexualidad es importada de Occidente.
Según la Real Academia Española, un imán es:
1-Encargado de presidir la oración canónica musulmana, poniéndose delante de los fieles para que estos le sigan en sus rezos y movimientos.
2-Guía, jefe o modelo espiritual o religioso, y a veces también político, en una sociedad musulmana.