viernes, 10 de enero de 2020

La Junta Central Electoral (JCE) enfrenta desde ayer una nueva situación de cara a las elecciones municipales, luego de que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) denunciara que pretenden despojarle de manera “ilegal” de la casilla tres en la boleta, obtenido en el proceso de 2016.
Rechazó el modelo de boletas electorales, ya que sostiene que le corresponde el número tres y no el cuatro, conforme a los resultados de las pasadas elecciones generales. Informó que notificó a la junta el día 3 un recurso de oposición para detener el diseño e impresión de las boletas.
Eduardo Jorge Prats, coordinador del equipo de abogados del PRD, denunció que la JCE pretende imprimir boletas electorales para febrero dando buena y válida “su inmotivada Resolución 034/2019 de fecha 10 de diciembre de 2019”.
En rueda de prensa, en la Casa Nacional, alertó que esa acción “constituye un acto administrativo sin fundamento jurídico alguno y que viola el principio de seguridad jurídica, confianza legítima y el derecho fundamental a la buena administración partidaria”.
Estimó, además, que la JCE pretende establecer un criterio totalmente contrario al que tradicionalmente ha sido utilizado y sin que exista ninguna base jurídica ni institucional que justifique el cambio de método.
“Con esta actitud el órgano de elecciones pretende ignorar las acciones legales incoadas contra la indicada resolución, como un recurso administrativo contra la Resolución 034/2019, que aún no ha sido respondido”, precisó.
Informó que a consecuencia de la demora de la JCE, y por la inminencia de las elecciones, depositaron el 27 de diciembre, una solicitud de medida cautelar anticipada ante el Tribunal Superior Administrativo.