martes, 3 de diciembre de 2019

Algunas escuelas reabrieron sus puertas ayer en Puerto Príncipe, después de haber pasado casi tres meses cerradas debido al levantamiento popular que exige la renuncia del presidente haitiano, Jovenel Moise.
Unas pocas escuelas en Puerto Príncipe volvieron a funcionar en silencio y con una baja afluencia de estudiantes, por el miedo de muchos padres a llevar a sus hijos a clase en el clima de agitación que vive el país.

En las calles de los barrios de Pétion-ville y Delmas había muy pocos estudiantes y la gran mayoría de ellos no llevaba uniformes, como es habitual, sino que iban vestidos con ropa de calle. 

Los empleados de ciertas escuelas se reunieron la semana pasada para discutir estrategias para reabrir sus puertas, según fuentes.
Como medida de seguridad, algunos centros educativos incluso han pedido a los padres que se queden en el patio para esperar a sus hijos, por miedo a que se produzcan ataques contra las escuelas, como ocurrió durante las últimas semanas de protestas.

Las escuelas, institutos de secundaria y universidades estaban cerrados desde que estallaron las protestas el pasado 16 de septiembre, una semana exacta después del inicio del curso 2019-2020. 

El cierre escolar ha afectado a cerca de 2 millones de niños y jóvenes, según datos de Naciones Unidas, que no han podido ir a la escuela a lo largo de once semanas.