miércoles, 4 de diciembre de 2019

En esta entrega nos motivamos a echar un vistazo a los jugadores y lanzadores exaltados al Salón de la Fama de Cooperstown que han jugado en la República Dominicana.
Por los diamantes dominicanos han desfilado, en calidad de refuerzo o dirigente, un total de 17 figuras entronizadas en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Otros tantos han visitado nuestro país como integrante de algún equipo de grandes ligas, conjunto de beisbol del caribe o liga menor.

Sin mas preámbulo, presentamos el exclusivo grupo en riguroso orden cronológico de acuerdo a su aparición en nuestro circuito beisbolero:
– Martín Dihigo (HOF 1977). Refuerzo de los Leones del Escogido en 1929. manager-jugador del conjunto de las Águilas Cibaeñas en 1937, dirigente del conjunto aguilucho en 1951 y piloto del conjunto rojo en 1952. Para muchos entendidos, Dihigo ha sido el jugador mas completo en la historia del deporte del bate y la pelota. Además de ser un superbo lanzador, el cubano podía desempeñarse de manera efectiva tanto en el infield como en los bosques. A la ofensiva, “El Maestro”, como también era conocido Dihigo, no era segundo de nadie, siendo colocado por lo general como tercero o cuarto bate, incluso cuando fungía como lanzador.
– Leroy – Satchel – Paige (HOF 1971). Lanzador estelar del conjunto de los Dragones de Ciudad Trujillo en el inolvidable campeonato de 1937. El derecho de 6′ 4″ de estatura es considerado como uno de los mejores lanzadores de todos los tiempos. Sus hazañas desde el montículo son legendarias.