viernes, 27 de diciembre de 2019

El Gobierno español aprobará la subida mínima comprometida del 2% del salario de los empleados públicos en 2020, a la que podría sumarse un 0,3% de fondos adicionales, una vez se constituya un Ejecutivo con plenas funciones y se aplicará con carácter retroactivo desde el 1 de enero del nuevo ejercicio.
De esta forma, el incremento retributivo no verá la luz con la entrada del nuevo año, sino que tendrá que transcurrir unos días o unas semanas hasta que se forme un Ejecutivo plenamente operativo que pueda aprobar la subida salarial.
El ministro de Política Territorial y Función Pública en funciones, Luis Planas, explicó hace unas semanas que, a nivel legal, un Gobierno en funciones no puede llevar a cabo dicho aumento, pero aclaró que este será devengado con fecha 1 de enero. La subida prevista por el Ejecutivo para 2020 contempla un nivel mínimo de alza del 2,3% (incremento del 2% más un 0,3% de fondos adicionales), que calcula que tendrá un coste de 3.264 millones de euros. En 2019 la subida fue del 2,5%.