viernes, 13 de diciembre de 2019

Los conservadores de Boris Johnson avanzan en el recuento de votos tras las elecciones generales británicas del jueves, al obtener 125 de los 650 escaños que conforman la Cámara de los Comunes del Parlamento de Westminster.
Cuando ya se han escrutado 258 circunscripciones electorales, los “tories” suman 125, seguidos de los laboristas de Jeremy Corbyn con 99 asientos y los del Partido Nacionalista Escocés (SNP) con 18 diputados, mientras que el resto corresponde a otras formaciones. El sondeo a pie de urna que divulgaron las cadenas BBC, ITV y Sky otorgó la mayoría absoluta para los conservadores con 368 escaños, y a los laboristas 191 diputados, en tanto que el SNP se llevaría 55 de los 59 asientos que tiene Escocia en los Comunes. Una nueva proyección del resultado electoral hecha por la cadena BBC concede a los conservadores una mayoría absoluta más baja, con 357 diputados, y los laboristas sacarían 201 escaños. De acuerdo con esa consulta, el SNP se mantendría en los 55 diputados, lo que supondría un buen resultado para los nacionalistas escoceses dado que habían ganado 35 en los comicios de 2017. El pro-europeo Partido Liberal Demócrata ganaría 13 escaños, uno más que en la cita electoral de 2017. De confirmarse el resultado electoral favorable a los conservadores, se trataría del mejor.