sábado, 12 de octubre de 2019

En el papel, el onceno dominicano tiene esta noche ante Santa Lucía una gran oportunidad de sumar tres puntos con una victoria que mantenga en las nubes la autoestima del equipo dentro de la Liga B de la Liga de Naciones de CONCACAF.
Las estadísticas de los primeros dos partidos fotografían a la representación de la pequeña isla (617 km2) del sureste caribeño como la más débil del grupo B, que completan El Salvador y Montserrat.
El equipo de habla francesa solo acumula un punto, logrado en un empate en el descuento ante Montserrat, con cuatro goles recibidos y uno anotado. Su portería ha recibido 35 disparos y el desastre no ha sido mayor en gran parte por el portero Vinco Barclett, que ha atajado 13 disparos.

Un grupo de escasa alcurnia, donde el plantel completo juega en la liga doméstica, llega con cinco inclusiones con respecto a los juegos de septiembre.
Para el compromiso contra Dominicana (6:00 pm, CDN SportsMax) los de David González estarán pendientes de Zaine Pierre, Kurt Frederick, Melvin Doxilly y Javick Macfarlane.
Los dominicanos cierran la fecha el martes ante Montserrat (7:30 pm), en el Olímpico. Tras disputar los seis partidos el equipo que quede en primer lugar avanzará a la Liga A y se clasificará para la Copa Oro de 2021. NPN
“Nos hemos preparado lo mejor posible, para nosotros es importante estas dos victorias y que la gente se sienta orgullosa de la representación que estamos haciendo. Los hemos estudiado bien y creo que llegamos en buen momento y solo nos queda demostrarlo”, dijo González este viernes en rueda de prensa.

La escuadra quisqueyana espera desarrollar un juego con mucho equilibrio para controlar la disputa en la mitad de la cancha y a partir de la tenencia de la pelota, generar los espacios y profundizar las llegadas al arco rival.
“Estos equipos nos van a entregar más la pelota a partir de esto tenemos que generar opciones ofensivas”, agregó el seleccionador.