jueves, 17 de octubre de 2019

China denunció el jueves una “injerencia” en sus asuntos internos, luego que una legisladora noruega postuló al “pueblo de Hong Kong” para el Premio Nobel de la Paz 2020.

La ex colonia británica de Hong Kong, ahora territorio chino con una amplia autonomía, atraviesa desde junio su crisis política más grave desde su retrocesión a China en 1997 con manifestaciones a veces violentas para denunciar un retroceso de las libertades.

En varias ocasiones, China ha acusado a organizaciones y gobiernos extranjeros de echar leña al fuego y de fomentar la violencia mediante declaraciones en favor de los manifestantes.
“He propuesto para el Premio Nobel de la Paz 2020 al pueblo de Hong Kong, que arriesga su vida y su seguridad todos los días para defender la libertad de expresión y la democracia”, anunció esta semana Guri Melby, diputada del pequeño partido liberal, miembro de la coalición gobernante en Noruega.