miércoles, 4 de septiembre de 2019

El Consejo Superior del Ministerio Público suspendió ayer al fiscal titular de San Pedro de Macorís Pedro Núñez Jiménez y a la encargada de la Unidad de Violencia de Género, Margarita Hernández Morales, quienes son investigados en relación al proceso que otorgó la libertad a Yasmil Oscar Fernández, quien el pasado sábado mató a su expareja Anibel González y se suicidó.
En una comunicación, la Procuraduría General de la República informó que la acción es mientras duran las investigaciones sobre las supuestas irregularidades en torno a la libertad de Fernández, quien había sido condenado a cinco años de prisión, pero gracias a un acuerdo solo duró año y medio en prisión.
La institución indicó que la fiscal Luz Aurora Almonte, también interrogada el lunes y adscrita a la unidad de violencia de la demarcación, elaboró un informe a finales de febrero, en el que comunicaba al director general de Persecución del Ministerio Público, Fernando Quezada, sobre el acuerdo y que este habría ordenado al fiscal Núñez Jiménez realizar una investigación sobre posibles irregularidades en el caso.
Señala que desde que tuvo conocimiento del acuerdo parcial, el magistrado Fernando Quezada remitió a Pedro Núñez un oficio mediante el cual le ordenaba realizar una exhaustiva investigación para establecer si hubo irregularidades, la cual a la fecha no había concluido.
En la nota, dirigida por Quezada a Núñez el 12 de febrero le ordenaba: “cortésmente, le requerimos investigar en relación al proceso penal a cargo del ciudadano Yasmil Oscar Fernández (Ray), imputado por tentativa de homicidio y violencia intrafamiliar agravada, en perjuicio de Anibel González Ureña, dada la forma subrepticia e ilógica como fue instrumentado un “acuerdo parcial” que favorece al imputado, desconociendo este despacho quien autorizó dicho acuerdo”, refiere el documento.
Agrega que por no concluir la investigación y los hechos terminar en una tragedia podría tener responsabilidad, por lo que fue suspendido de su cargo.
La PRG dijo que llegará a las últimas consecuencias y que si los fiscales cometieron irregularidades en el ejercicio de funciones se adoptarán las medidas correspondientes.
Justicia no protegió
El asesinato de Anibel González, a manos de su expareja Yasmil Oscar Fernández, quien en 2017 le propinó siete puñaladas, ha consternado a la sociedad, ya que entiende que la justicia no la protegió y que el crimen fue el resultado de la corrupción que impera en el sistema judicial del país.
Condena de 30 años
La exfiscal del Distrito Nacional Yeni Berenice Reynoso dijo que el asesino debió estar en la cárcel, condenado a 30 años por tentativa de asesinato, al apuñalarla.