viernes, 6 de septiembre de 2019

En medio del llanto y dolor de familiares y amigos, fueron sepultados ayer en la tarde, en el cementerio Puerta del Cielo, los restos del dirigente reformista Alfredo Mota Ruiz, de 85 años de edad, quien presidiera el movimiento “Lo que diga Balaguer.
Sus restos fueron velados en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, en esta capital, donde acudieron dirigentes del partido rojo a darle el último adiós.
Auténtico balaguerista. “Lamentamos el triste fallecimiento de Don Alfredo, fue un gran balaguerista, un gran ser humano que siempre defendió los mejores intereses de nuestro partido y del país”, expresó Ramón Rogelio Genao, secretario general de la organización.
Dijo que el fallecido era un auténtico balaguerista que siempre estuvo muy de cerca del extinto líder reformista, ganándose su confianza y cariño.
De igual forma ponderó el desempeño de Mota Ruiz en las instituciones donde ocupó diferentes posiciones, mostrando siempre gran sentido de compromiso y responsabilidad.
“La familia reformista está de luto, pedimos a Dios que lo acoja en su Santo seno y conformidad para sus familiares”, expresó.
Mientras, su viuda, Catalina de Mota Ruiz, dijo que constituye una gran perdida para la familia y la sociedad en general.
Sostuvo que fue un gran esposo, un padre ejemplar y un trabajador incansable.
Lo definió como un hombre recto pero a la vez cariñoso y de gran corazón.
Pesar. En tanto, el exdirigente reformista y presidente del Partido Dominicanos por el Cambio (DXC), Eduardo Estrella, también lamentó el deceso.
“Destacado político y servidor público, quien nos distinguió con su amistad”, expresó el exministro de Obras Públicas.
Recordó que en muchas ocasiones tuvieron la oportunidad de compartir muy de de cerca.
Mota Ruiz, quien dirigió varias instituciones del Estado durante los gobiernos de Joaquín Balaguer, murió el pasado miércoles a causa de un paro cardíaco, de acuerdo a informaciones suministradas por los familiares.
El dirigente balaguerista, desde hace varios años estaba un poco retirado del activismo político.
Previo a su sepelio fue realizada una misa de cuerpo presente.
Incidencia. Mota Ruiz dirigió el movimiento “Lo que diga Balaguer”, en los años 1994- 1998, a través del cual se promovió la necesidad de que el extinto líder reformista continuará dirigiendo los destinos del país. y para lo cual se impulso una reforma constitucional.
Joaquín Balaguer, con 87 años, necesitando asistencia para caminar y prácticamente ciego, solicitó a su partido la octava nominación presidencial consecutiva para las elecciones del 16 de mayo de 1994.