jueves, 5 de septiembre de 2019

El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Luis Henry Molina, llamó ayer a todos los actores del sistema a tener “conciencia plena” de la importancia de su rol y de la vulnerabilidad de las personas que acuden a obtener servicios judiciales, afirmando que un error procesal puede costar la vida de una persona.
Dijo que los principios que asumen que el Estado debe respetar y hacer respetar la totalidad de los derechos que las leyes le reconocen a los individuos y hacer valer el Derecho, no pueden encontrar excusas de ningún tipo.
“Un error procesal puede costar la vida de una persona, y todo actuante en justicia debe tener conciencia plena de la importancia de su rol y la vulnerabilidad en la que se encuentran las personas que, traspasando por un conflicto, acuden a obtener servicios judiciales”, subrayó
Molina habló en esos términos en el acto de juramentación de 266 nuevos abogados, y en momentos de la controversia generada por el acuerdo al que arribó el Ministerio Público para dejar en libertad a Yasmil Fernández Estévez, el hombre que mató a su expareja Anibel González, tras salir de la cárcel donde guardaba prisión por haber intentado asesinarla a cuchilladas.
Recordó que las acciones diarias de los jueces, abogados, fiscales y demás auxiliares de la justicia no son aisladas e impactan en cada parte o en su resultado final.
“El Poder Judicial y los auxiliares de la justicia debemos poner ante todas las cosas la observancia de nuestro modo de vida. Construyendo diariamente al servicio de las reglas de uso que sostienen el valor de la persona y de sus derechos mientras se conocen los conflictos. Esto conlleva también cuidar a las víctimas de no ser revictimizadas o peor aún, que pueda estar en riesgo la integridad personal”, dijo.
Agregó que los principios que asumen que el Estado debe respetar y hacer respetar la totalidad de los derechos que las leyes reconocen a los individuos ” son mecanismos, secuencia de requisitos, tareas imprescindibles” que aseguran que el proceso y los elementos fundamentales que sostienen la independencia, la imparcialidad y el apego a la constitucionalidad de la actuación en la justicia.
“Es por eso que hago un llamado a comprendernos como sujetos de primer orden ante las convenciones, derechos, usos y fuentes específicas del trabajo por la justicia. Es con nuestra labor y su impacto a favor de la sociedad como podemos lograr que así sean percibidas, en cumplimiento al mandato de la Constitución y las leyes”, puntualizó.
Luis Henry Molina, presidente SCJ
Cada problema de la sociedad, cada barrera o cada desprotección se corrige con mayor apego al Derecho…”
La labor de la justicia y del derecho es sobre todo, una perspectiva ante la vida