martes, 3 de septiembre de 2019

Los fiscales de San Pedro de Macorís fueron interrogados ayer por horas en la Inspectoría del Ministerio Público (MP) por el acuerdo que permitió la libertad de Yasmil Oscar Fernández, preso por en 2017 apuñalar a su expareja Anibel González, y luego el viernes la mató y se suicidó. El convenio fue aprobado por el juez de Ejecución de la Pena, Francisco Domínguez Guerrero, pero la víctima no lo firmó, según su familia.
Los investigados son Pedro Núñez, fiscal titular de San Pedro de Macorís, y Margarita Hernández y Luisa Aurora Almonte, de la Unidad de Violencia de Género. Salieron del despacho del inspector general Bolívar Sánchez, cerca de las 7:00 de la noche, y no quisieron ofrecer declaraciones a la prensa.
Por apuñalar a González Fernández fue condenado a cinco años pero gracias al acuerdo salió en 18 meses.
Cuestionan. El acuerdo penal abreviado que permitió la libertad de Fernández ha sido cuestionado, inclusive por el MP, que lo calificó de improcedente.
El asesinato de Anibel, cual crónica de una muerte anunciada, y quien deja a tres niñas en la orfandad, ha causado gran indignación en la comunidad, que entiende la actuación responsable de las autoridades lo habría evitado.
Dicen que es una muerte del sistema de justicia, que falló en la protección que debió garantizar a la joven profesional.
No firmó acuerdo. El padre de Anibel, Félix González, dijo que su familia estuvo contra ese acuerdo, y que su hija tampoco lo firmó porque estaba convencida de que la salida de su expareja de la cárcel era un peligro para su integridad física.
Miguel Ureña, tío y abogado de la víctima, deploró que su pariente sea victimizada aún más después de muerta, al decirse que firmó un acuerdo, lo que no es real, y cuyo objetivo es dañar su reputación.
Dijo que Yasmil Fernández era una persona descontrolada, que demostró en todo momento que no estaba en condiciones de estar en libertad.
“Desde la cárcel, y esa niña haciendo su pasantía en Washington, no la dejaba en paz. Ella me llamaba y me decía tío ni aquí me deja en paz. Ella salía con sus amigas y él le llamaba desde la cárcel. No sé cómo conseguía los teléfonos para hacerlo”, expresó Ureña,
El abogado señaló que los fiscales tenían conocimiento de las amenazas que Anibel recibía de Fernández, ya que se lo manifestaba de forma constante.
Una pena mayor. La exfiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, consideró que “el crimen cometido contra Anibel en diciembre de 2017 era una tentativa de asesinato, la pena impuesta debió ser de 30 años, su victimario tenía que estar en la cárcel, no en libertad”.
1. Persona descontrolada
Miguel Ureña, tío de Anibel y quien fue su abogado dijo que el victimario Yasmil Fernández era una persona descontrolada, que demostró que no estaba en condiciones de estar en libertad y que los fiscales lo sabían, porque su pariente se lo decía.
2. Salió cárcel este año
Yasmil Oscar Fernández en 2017 le propinó siete puñalada a Anibel González y mediante un acuerdo penal abreviado, ‘sin consentimiento de la víctima’, obtuvo su libertad en enero de este año, a condición de alejarse de ella.