sábado, 14 de septiembre de 2019

La defensa de Marisol Franco, esposa del supuesto narcotraficante César Emilio Peralta (César el Abusador), anunció ayer que apelará la decisión del juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional de dictarle tres meses de prisión preventiva.
El abogado de Franco, Rafael Taveras, adujo que recurrirá el fallo del juez José Alejandro Vargas, quien adoptó la decisión pensando en la seguridad de la imputada, porque “no es posible que las cárceles sean más seguras que el Estado social de afuera”.
Añadió entre sus argumentos que el Código Procesal Penal establece en su artículo 234 que no se puede ordenar prisión preventiva contra una madre que esté en período de lactancia, como ocurre con su representada, quien el pasado martes fue llevada al despacho de la fiscal del DN para amamantar a sus dos hijas mellizas de diez meses de edad.
Aclaró que su cliente no ha sido trasladada desde la cárcel preventiva de Ciudad Nueva hacia Najayo, en San Cristóbal, como dispuso el juez, porque en dicha centro correccional del nuevo modelo no han preparado un espacio para albergarla y por otras cuestiones protocolares.