martes, 3 de septiembre de 2019

Con indignación y coraje por la muerte de Anibel González, decenas de activistas que se manifestaron este lunes frente a la Suprema Corte de Justicia y Procuraduría General de la República vociferaron consignas de reclamo al fiscal titular de San Pedro de Macorís, Pedro Núñez, uno de los funcionarios del Ministerio Público investigado en  relación al procedimiento que otorgó la libertad al feminicida Yasmil Oscar Fernández, expareja de Gonzaléz.
“Corrupto”, “Ahí va un asesino”, “destitución para fiscales corruptos”, “cero acuerdo con los agresores”, “ayuda pidió y el sistema le falló” fueron algunos de los dichos que la multitud pronunció al percatarse de la salida del fiscal Pedro Núñez, quien llevaba horas siendo interrogado en  la Inspectoría del Ministerio Público (MP).
A su salida, Núñez fue perseguido por la prensa y por varios manifestantes, incluyendo a la activista social y política Khrista Ochoa, cuya voz se escucha en el video.
Los manifestantes también expresaron su indignación contra la fiscal Margarita Hernández y Luisa Aurora Almonte, de la Unidad de Violencia de Género, quienes  salieron del despacho del inspector general Bolívar Sánchez, cerca de las 7:00 de la noche, y no quisieron ofrecer declaraciones a la prensa.

LEA TAMBIÉN: Vidas que deben estar protegidas

Se recuerda que estos fiscales están siendo investigados por participar en  un presunto acuerdo que permitió la libertad de Yasmil Oscar Fernández, preso por en 2017 apuñalar a su expareja Anibel González, y luego el viernes la mató y se suicidó. El convenio fue aprobado por el juez de Ejecución de la Pena, Francisco Domínguez Guerrero, pero la víctima no lo firmó, según su familia.
No obstante, en el marco de la protesta, la periodista Edith Febles tomó un turno para aclarar que a eso no se le puede llamar acuerdo, porque fue hecho de manera irregular y sin el consentimiento de la víctima, agregó el tio y abogado de Anibel, Miguel Ureña, quien también estivo presente en la manifestación.
“En violencia, no se concilia”, dijo Febles.