lunes, 2 de septiembre de 2019

En el marco del feminicidio  de Anibel González  Ureña, una abogada de apenas 30 años, madre y exitosa profesional, asesinada por su expareja, Yasmil Oscar Fernández Estévez (Ray), el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) y el Instituto de Estudios de Género y Familia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) realizaron hoy un enérgico llamado a la sociedad dominicana, a las mujeres y aliados en la lucha contra la violencia de género y por la construcción de la igualdad.
A continuación, reproducimos de manera íntegra, su comunicado:

A la sociedad dominicana
A las mujeres y aliados en la lucha contra la violencia de género y por la construcción de la igualdad:
Con gran dolor, la sociedad dominicana es testigo nuevamente de otra víctima del machismo.
Anibel Gonzáles Ureña, una abogada de apenas 30 años, madre y exitosa profesional, ha sido asesinada por parte de su expareja, Yasmil Oscar Fernández Estévez (Ray), quien el pasado 3 de diciembre del 2017, intento cegar su vida sin éxito, y que lamentablemente lo ha conseguido. Una vez más el sistema de justicia le falló a esta mujer, nos falló a todos y especialmente a la mujer dominicana.
Que en pleno 2019 las mujeres tengan que exigir el derecho a ser libres y estar seguras, es producto de la forma en que se ignora el ciclo donde se materializa la violencia. Un feminicida no nace feminicida, no mata a una mujer de la noche a la mañana.
Un feminicida, creció acosando niñas en su entorno infantil, y ese acoso no es el hostigamiento sexual que se imagina entre adultos, ese acoso viene de todos lados y  es darle golpes a una niña, como señal de que un niño tiene sentimientos por ella, es “reclamarla” como un objeto, repetir frases como “ella solo mía”, es forzar a las niñas a dar besos y caricias que no desean, la famosa cultura de “robarse un beso”, es reprimir a las niñas con sus cuerpos y avergonzarlas por crecer y desarrollarse, es decirle a los niños que el periodo le altera la mente a las niñas y que es asqueroso, es decirle a las niñas que deben de ocultarlo lo más que pueda, ese acoso es levantarle la falda a una niña en la escuela por diversión, es reprimir una niña o adolescente por gustarle alguien y premiar a un varón por ello, es enseñarnos que quien te cela te cuida, que quien te controla te ama, ese acoso es enseñarle a las niñas que ser sumisas las convierte en “decentes”, en “niñas buenas”. ¡Pero ya no más!  Es momento de exigir la visibilidad del respeto y la dignidad intrínsecos de las mujeres dominicanas.
Este nuevo feminicidio y los hechos que le anteceden vienen a confirmar que la violencia de género es un mal sistematizado en nuestro país, que se enraíza desde una educación que perpetua los parámetros sexistas y de violencia contra las mujeres y las niñas desde las escuelas y se perpetúa en la práctica familiar y social. Es por esto que hacemos un llamado enérgico a las autoridades correspondientes y exhortamos a padres, madres y tutores responsables de los niños, niñas y adolescentes a:
  • Diseñar e implementar ya una educación con una base critica, empática y no sexista, para un futuro menos violento.
  • A que las autoridades educativas y la sociedad en general realice una revisión exhaustiva sobre los comportamientos normalizados y otros tipos de hostigamiento, la discriminación a nuestras capacidades cognitivas, y la cosificación y deshumanización de nuestras niñas y mujeres desde una edad temprana hasta la vejez.
  • De forma prioritaria a todas las autoridades responsables de la seguridad ciudadana, a que tomen con mayor seriedad las querellas y casos relacionados con la violencia de género.
Mujeres y aliados, hemos alcanzado muchos pasos en esta lucha ancestral, pero es claro que nuestro camino aún está muy lejos de la recta final, luchemos juntas y juntos para alcanzar la igualdad que a que tenemos derecho, no queremos otra Anibel, ni otra Emily, ni otras hermanas Mirabal, ni otra de las miles victimas de feminicidios que ya no están.
¡La mujer no es propiedad de nadie! Cada una es dueña de sí misma.
Creer y promocionar lo contrario nos lleva a tragedias como la que sucedió con Anibel. Es por esto que demandamos la aprobación por parte del congreso de la Ley Integral para la Prevención de la Violencia contra la Mujer, propuesta por la Comisión de Género de la Cámara de Diputados
Este lunes 2 de septiembre, únete a lo justo, y colócate frente a la Suprema Corte de Justicia a las 6:00PM con tu velón.
Mujeres y aliados, ¡unámonos!  ¡Basta YA! #NiUnaMas #NiUnaMenos

 CIPAF y el Instituto de Estudios de Género y Familia de la UASD