martes, 3 de septiembre de 2019

El huracán Dorian arrasó parte de las Bahamas dejando hasta el momento cinco muertos y daños incalculables, mientras seguía ayer lunes su camino hacia la costa de Florida (EE.UU.), que permanece en máxima alerta ante la fuerza del ciclón de categoría 4.
El huracán Dorian bajó ayer a categoría 4 en la escala Saffir-Simpson después de que sus vientos máximos sostenidos se redujeran a 145 millas por hora (233 km/h) y aún permanece sobre el norte del archipiélago de Bahamas. “Las Bahamas está actualmente en guerra y siendo atacada por el huracán Dorian”, dijo el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, que confirmó la muerte de cinco personas por el desastre natural.
Previamente, el ministro de Asuntos Exteriores de Bahamas, Darren Henfield, dijo que hay informes extraoficiales de numerosos cuerpos flotando en las Islas Ábaco. El funcionario indicó que las líneas eléctricas están caídas y los árboles derribados y aseguró que los equipos de rescate se trasladarán a las zonas donde hay información de personas en peligro en cuanto las condiciones lo permitan y poder hacer un balance oficial de víctimas y daños.
En las imágenes difundidas por habitantes de Ábacos se pueden ver automóviles y casas bajo el agua que ha convertido las calles en ríos, todo ello acompañado de vientos que en algunos momentos se acercaron a los 350 kilómetros por hora. Gran Bahama también resultó totalmente inundada y aún se siente la fuerza del huracán.
Emergencia
Por otro lado, el presidente de EE.UU., Donald Trump, emitió declaraciones de emergencia para los estados de Georgia, Carolina del Norte y del Sur, que se suman a la aprobada el pasado viernes para Florida.
El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó la evacuación obligatoria a partir del mediodía de ayer lunes. Los expertos del NHC prevén que Dorian se aproxime lentamente hacia la costa de Florida, aunque no llegue a impactar directamente gracias a un giro gradual hacia el nornoroeste hoy martes.