viernes, 6 de septiembre de 2019

Contratistas de las escuelas sorteadas por el Gobierno protestaron ayer frente al Palacio Presidencial contra el Ministerio de Educación a quien le reclaman el pago de unos RD$400 millones que dijeron les adeuda hace cinco años.
Según el ingeniero Pedro Rufino, a casi medio centenar de colegas no les han pagado, pese a concluir y entregar las escuelas con los requerimientos del Minerd.
Expresó que luego de esperar por años la culminación del peritaje, ahora solo esperan la firma del contrato de adenda por parte de Educación, para ellos cobrar su dinero, pero supuestamente Antonio Peña Mirabal ahora alega que existen excesos en más del 25% de lo presupuestado.
“Ahora de forma alegre el ministro dice que nosotros nos excedimos, pero ellos fueron los culpables pues nosotros cumplimos con todo lo que nos pidieron”, dijo el contratista Rufino.
Agregó que los presupuestos hechos por el Minerd fueron inconclusos, debido a que ni siquiera la zapata de las edificaciones estaba contemplada, ya que no estaban diseñadas, pero tampoco había terreno donde construirlas.
“Se hizo un plan de edificaciones escolares sin tener los terrenos ubicados. Eso es tan real que hoy día hay ingenieros que tienen el avance en mano y no han hallado solares para construir esas escuelas y ante lo vasto del proyecto designaron a Obras Públicas y la Oisoe como supervisora de esos proyectos, quienes supervisaron, auditaron y monitorearon las construcciones y todo se envió a la oficina de fiscalización del Minerd, quien también le dio el visto bueno”, reveló el contratista Pedro Rufino.
Otros ingenieros, como Carlos Domingo Zarzuela, a quien le tocó construir el Centro Educativo “Básica Cienfuego 8” en Santiago, dijo estar dispuesto a encadenarse en el plantel, porque ya no tiene como sustentar a su familia y a sus deudores.
“Voy a encadenarme en la escuela. Tengo mi patrimonio de 30 años perdiéndose, le debo a los ferreteros y solo recibo intimaciones judiciales; mi cuenta está embargada”, dijo furioso.
zoom
Con el agua al cuello
El ingeniero Carlos Domingo Zarzuela explicó,que tuvo que tomar un millón de pesos prestado para pagar los impuestos fiscales de su cubicación de RD$4.8 millones y aún no le pagan.
Mal hecho
El ingeniero Pedro Rufino denunció que los presupuestos hechos por el Minerd fueron inconclusos, debido a que ni siquiera la zapata de las edificaciones estaba contemplada, ya que no estaban diseñadas, pero tampoco había terreno donde construirlas.