martes, 3 de septiembre de 2019

Jesús Vásquez Martínez (Chú), el director nacional de operaciones de la precandidatura Presidencial de Luis Abinader, demandó de la Junta Central Electoral y la Procuraduría General de la República, investiguen la denuncia hecha por el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, de que desde el gobierno se están utilizando los recursos del Estado para la precampaña interna del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
El dirigente perremeísta calificó de grave las revelaciones del senador del Distrito Nacional, porque precisamente, el Senado como primer poder del Estado es el órgano llamado a fiscalizar la gestión del Poder Ejecutivo, por lo que se hace necesario tomar acciones.
“Estamos ante un hecho grave, por lo que exigimos de la Junta Central Electoral como entidad facultada para arbitrar los procesos de los partidos, y ser vigilante del uso de los recursos en la campaña, así como del Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, a tomar acciones urgentes ante la magnitud de esta denuncia, porque de no hacerlo estarían enviando un mal mensaje a la sociedad, y a la propia clase política, de que los recursos del Estado se pueden despilfarrar como si fueran propiedad de una persona, o una herencia familiar“, aseguró Vásquez Martínez.
Indicó que además el procurador de la República está obligado a cumplir con el mandato de la Ley de Partidos Políticos que prevé la creación de la Procuraduría Especializada de Asuntos ElectoralesLa sociedad dominicana de hoy, demanda en todos los escenarios transparencia, por consiguiente, no es justo, legal ni mucho menos ético que las instituciones destinadas para vigilar y hacer cumplir las leyes, y perseguir por demás el dolo se hagan de la vista gorda con situaciones como las que están ocurriendo en estos momentos, cuando estamos ante la antesala de unas elecciones para el año venidero“, precisó el también exsecretario general del PRM.
Destacó que si desde el ejecutivo tienen el valor de tomar el presupuesto para favorecer un candidato de su propio partido en este proceso interno, serían capaces de vender el país por pedazo con tal de comprar las elecciones presidenciales del año venidero, y eso no le puede permitir.
Indicó que por suerte ya le falta poco al partido de gobierno para salir del poder, porque de permanecer en la administración pública no descarta que lleguen a vender y apropiarse hasta de los inmuebles de las instituciones.