lunes, 2 de septiembre de 2019

La cifra de muertes causadas por el virus del dengue en el país aumentó a doce en lo que va de año, de acuerdo al último boletín de la Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública.
En la semana epidemiológica 32 de este año, del domingo 4 hasta el sábado 10 del pasado mes, se notificaron 754 casos probables de dengue, para un acumulado de 8,074 casos desde el inicio del año.
La provincia San José de Ocoa continúa en nivel de alerta roja (más de 10 casos por cada 1,000 habitantes y circulación de agente en las últimas cuatro semanas); mientras que las provincias María Trinidad Sánchez, Pedernales y Samaná permanecen en alerta verde. El resto de las provincias continúan bajo alerta amarilla.
El virus del dengue se ha detectado en el 73 por ciento de las 1,010 muestras procesadas en el Laboratorio Nacional de Salud Pública Doctor Defilló en las últimas cuatro semanas.
La incidencia acumulada (IA), hasta la semana epidemiológica 32, es de 126.6 casos por 100,000 habitantes para un incremento del 1,058 por ciento si le compara con la tasa de 10.94 registrada durante el mismo período en el 2018.
Jornada contra el virus. Colaboradores del Servicio Nacional de Salud (SNS) se integraron activamente en todo el país a la jornada contra el dengue que incluyó eliminación de criaderos de mosquitos y orientación a la población para evitar que se propague la enfermedad.
El director del SNS, Chanel Rosa Chupany, junto a personal de la institución, eliminaron criaderos y educaron a residentes en comunidades del Bajo Yuna, provincia Duarte, zona escogida por el riesgo de dengue debido a la vulnerabilidad que presentan los ríos y cañadas.
Durante el fin de semana visitaron un total de 3,454 viviendas, eliminaron 3,184 criaderos de mosquitos y trataron 1,476 recipientes con larvicidas en las comunidades de Guaraguao, La Reforma, Villa Riva, los Peynados y otras.
Rosa Chupany dijo que la jornada no es un asunto de partidos, sino que debe integrarse toda la sociedad porque “sin criaderos no hay mosquitos y sin mosquitos no hay dengue”.
A nivel regional. Mientras que los Servicios Regionales de Salud participaron activamente en las provincias de sus demarcaciones.
Los directores regionales activaron su personal de atención a la red y de los centros de salud, quienes se integraron junto a otras instituciones públicas locales en las labores de prevención del dengue.
Los casos febriles detectados fueron referidos al centro de salud más cercano y se puso especial atención a las viviendas donde ya hubo personas afectadas por dengue.
Durante la jornada se impactó poblaciones de todas partes del país, desde comunidades urbanas hasta las viviendas más recónditas en zonas rurales.
Este es el primero de dos fines de semana establecidos por las autoridades sanitarias para desarrollar la Jornada Nacional Contra el Dengue.